Un poco de historia

Como Surge

El 8 de Abril de 1.986 Javier Cumplido crea Teinsa con el objeto social de la realización, con aportación de material, de todo tipo de instalaciones de captación y distribución de energía, conducción y distribución de la misma a través de fluidos, para ejecutar toda clase de instalaciones de calefacción, aire acondicionado, ventilación, fontanería y refrigeración. El objetivo que ha perseguido desde el comienzo ha sido el de realizar las instalaciones que tanto por su complejidad técnica o su tamaño eran realizadas por empresas nacionales o internacionales.

Primeros Pasos

Comienza con cuatro trabajadores en un almacén en Avenida de Burgos y una oficina en la calle Ciriaco Garrido de Logroño. Uno de sus primeros trabajos fue la ampliación de lo que hoy en día es International Automotive Component Group, S.L. (Opel) así como diversos trabajos para COBEMASA empresa constructora de Nájera y colaboraciones con la ingeniería INAR de Logroño. Después de la cantidad de años transcurridos los tres siguen siendo clientes nuestros.

La Consolidación

A lo largo de los diez primeros años de vida, conseguimos la consolidación y pasar esa difícil barrera que es la de conseguir una cierta estabilidad económica y a la vez ir generando un pequeño patrimonio.

Un hito más en el crecimiento de la firma es la compra de la sociedad Victoriano Martínez, empresa con más de 80 años de antigüedad, dedicada a realizar y mantener toda clase de instalaciones industriales, vapor, aceite térmico, aire comprimido, vinoductos, fontanería, calefacción por distintos sistemas, paneles radiantes y aerotermos.

La compra de esta sociedad, facilita la entrada en la realización de instalaciones en estos campos, comprando una experiencia difícil de adquirir, en el mercado. Posteriormente se adquiere la sociedad Riomansa dedicada a instalaciones industriales y sobre todo mantenimiento de equipos de frio y calor en las mismas, así como una amplia cartera de mantenimientos en el sector residencial, completando un conjunto que una vez reordenado y reubicado ha quedado compuesto por una sociedad matriz que es Teinsa y otra sociedad participada al 100% Victoriano Martínez Riomansa (Vimansa).

Hoy en día estamos ubicados sobre una superficie de 3.800 m2.

Todos estos hitos nos han permitido realizar una gran cantidad de instalaciones muy significativas tanto en el campo industrial, como residencial o de pública concurrencia. La relación de proyectos acometidos a lo largo de estos años define la calidad de los medios tanto humanos como materiales que Teinsa pone en la actualidad en juego y que avalan la solvencia y capacidad técnica de nuestra empresa, habiendo conseguido los objetivos fijados en aquel ya lejano 8 de abril de 1986.

Teinsa tiene hoy en día dos diferencias importantes con respecto a otras grandes empresas del sector que son una alta especialización, incluso con patentes propias y una gran plantilla con personal fijo. Estas cualidades nos permiten realizar la totalidad de la instalación con personal propio, lo cual a su vez redunda en una gran ventaja de cara al posterior mantenimiento.

Avanzando Hacia el Futuro

Una vez alcanzados nuestros objetivos, nuestra empresa comienza una nueva etapa, fruto de la preocupación de su fundador por el medio ambiente. En esta línea, en el año 2001 comenzamos a integrar la energía solar en todas las instalaciones que diseñamos, tanto para la producción de agua caliente sanitaria como de calefacción. Hemos desarrollado una gran inversión y actividad en la investigación en el campo de la energía solar térmica para extender a nivel general la tecnología necesaria para trabajar con la energía solar, no solo para producción de ACS, sino también para conseguir llegar a un objetivo de sustitución en calefacción de un 50% y un 90% en frío de la totalidad del consumo actual, en toda clase de instalaciones de calefacción y refrigeración.

Estas tecnologías desarrolladas en estos años por Teinsa, que como puede verse por las patentes y los proyectos de investigación realizados con éxito, nos hace poder asegurar que disponemos en la actualidad de los conocimientos necesarios para dar un formidable impulso a la energia solar termica, tanto en su uso para calor invierno –verano, como para su uso en verano para frio solar por absorción, pudiendo asegurar, que con la implantación a nivel mundial de los distintos sistemas que disponemos actualmente se puede llegar a la eliminación de emisiones de CO2 cuantificadas, en más de 5 millones de toneladas año que prácticamente permitirían alcanzar el objetivo del protocolo de Kioto en pocos años, los necesarios para diseminar estas tecnologías a nivel mundial.