Energía Solar Térmica. Ventajas, Ahorro y Características.

Instalaciones Solares Térmicas, Telegestión, Mantenimiento y Reparación

Manteniendo nuestra política de mejora energética, TEINSA propone la puesta en marcha de cualquier instalación solar térmica que se encuentre sin utilizar o que su rendimiento sea inferior a lo esperado.

Para ello realizaremos el estudio de dicha instalación y las posibles mejoras, y sin coste alguno para el cliente, se realizará una propuesta actuando como ESE (Empresa de Servicios Energéticos), es decir, amortizando la inversión con el ahorro energético que genere nuestra actuación en la instalación solar.

Con estas premisas TEINSA adquiere el compromiso de cobrar solo si el sistema produce el ahorro previsto y nuestro cliente no deberá realizar inversión alguna, pasando a su propiedad la instalación modificada y/o reparada en el plazo concertado por ambas partes, una vez que se haya amortizado el coste de la obra requerida.

TEINSA contribuye de esta manera a demostrar la eficiencia de las instalaciones solares, asumiendo los riesgos de las mejoras técnicas, sin inversión por parte de la propiedad y aplicando las últimas tecnologías desarrolladas por el Departamento de I+D+i de la empresa en los últimos años, garantizando un rendimiento óptimo de las instalaciones solares y contribuyendo con ello, a la confirmación de que la energía solar térmica es una solución idónea para la mejora energética de los edificios.

ENERGÍA SOLAR: Tecnología madura, sostenible y de fácil uso

La energía solar puede utilizarse como fuente de energía en cualquier lugar puesto que es un recurso del que disponemos los 365 días del año de manera gratuita y predecible.

La utilización de este recurso nos hace menos dependientes de recursos ajenos de los que desconocemos su disponibilidad y evolución futura.

El amplio abanico de equipos y diferentes configuraciones de instalación disponible, permite que esta tecnología sea muy flexible a la hora de adaptarse a las exigencias del edificio donde va a ser instalada.

Los avances tecnológicos de los últimos años permiten que la energía solar térmica optimice el espacio disponible para la implantación de sus equipos permitiendo que su incorporación se efectúe de la forma menos intrusiva posible en cuanto a su instalación y en cuanto a su operación.

El uso de energía solar para aplicaciones de agua caliente, calentamiento de piscina, calefacción y refrigeración en edificios tiene amplias ventajas medioambientales, operativas y de eficiencia energética para el usuario.

Su utilización no produce humos y no emite gases de efecto invernadero, tal y como ocurre con la utilización de otros combustibles (gasóleo, gas, carbón, etc).

ES LA ENERGÍA DEL FUTURO